El eslabón más débil de las criptomonedas

much money

Meses atrás hemos vivido la subida imparable del bitcoin hasta casi los 20.000,00$. Casi dos meses después un desplome hasta las 8.000,00$.¿Cómo puede haber subido y bajado tanto en un período tan corto? ¿Cómo se fija el precio en las criptomonedas?¿En qué técnicas se basa? ¿Qué garantías tenemos y dónde debemos tener especial cuidado?

Comprar o minar bitcoins no es un juego, requiere saber qué es una criptomoneda, la cadena de bloques y qué riesgos hay para ganar dinero de forma segura.

Introducción

La subida de la criptomoneda bitcoin ha sido espectacular durante el final del 2017 y principios del 18. Tanto como la bajada que ha sufrido en cuestión de dos meses. De pasar a rozar el techo de 20.000,00$ a una caída por debajo de los 8.000,00 que tiene en el momento de escribir este post.

La volatilidad del precio del bitcoin en dólares es abrumadora. Pocos activos de inversión han tenido semejante movimiento de precios. En la gráfica puede verse como el precio y el volumen de operación tienen unas subidas espectaculares, casi tanto como la bajada posterior.

Una subida tan acelerada en un activo el cual no está soportado por algo físico que le dote de una consistencia temporal nos hace recordar en aquello que ocurrió en la burbuja de las punto com.

A fin de cuentas el sistema de bitcoin es un software y por tanto un bien intangible.

¿Qué son las criptomonedas?

Entonces ¿qué es el bitcoin? Utilizamos el término bitcoin tanto para referirnos al sistema completo de intercambio de bienes, como para indicar una unidad o moneda dentro de ese mismo sistema. Los sistemas de intercambio como el bitcoin se denominan criptomonedas.

Una criptomoneda, criptodivisa (del inglés cryptocurrency) o criptoactivo es una red de ordenadores (teléfonos móviles, tablets, servidores,…)  que ejecutan un software común, que interconectados (mediante internet) permiten intercambiar una propiedad (bitcoins) entre diferente dueños (o monederos o wallets) en una operación denominada transacción, cuyos principios básicos de funcionamiento se deben gracias a las técnicas de criptografía.

Simplificando mucho, las técnicas de criptografía dotan a la transacción de autenticidad, y utilizan el mecanismo de pares de clave pública y privada tan utilizado en la conexión de de páginas web con el protocolo https. Más adelante volveremos a esta cuestión, pero ahora empecemos por lo más básico.

¿Qué es un bitcoin?

Cada bitcoin tiene un identificador único al igual que los monederos. Esto permite que cada bitcoin lleve con él el histórico de los monederos por los que ha pasado. De esta manera se puede seguir el recorrido de cada bitcoin de forma inequívoca.

Obviamente, un bitcoin sólo puede pertenecer a un monedero en un determinado instante de tiempo.

El diario en donde se anotan las transacciones se llama cadena de bloques, en él se anota que tal bitcoin va de un monedero a otro. La cadena de bloques es un diario público. Cualquiera puede consultar todas las transacciones que se están llevando a cabo la red de bitcoin en este momento, incluso ver las transacciones pasadas, ya que todos los bitcoins guardan el histórico de los monederos por los que ha ido pasando desde su nacimiento.

En definitiva, cualquier criptomoneda similar al bitcoin, es un software que se ejecuta en varias computadoras interconectadas, que transfieren bitcoins entre monederos, anotando todas las transacciones en una cadena de bloques público, compartido y consensuado.

¿Como nacen los bitcoins?

Como se ha dicho los bitcoins nacen. Nacen a un ritmo prefijado y los crea la propia red como recompensa del trabajo que hacen los computadores denominados mineros validando transacciones. En la red de bitcoin hay dos tipos de actores: los nodos terminales y los nodos mineros.

Nodos terminales

Se les llama terminales porque ellos se conectan a la red de bitcoin, pero nadie se conecta con ellos. Los nodos terminales son aquellos que utilizan la red de bitcoin para ordenar o recibir una o más transacciones, como nuestro móvil o tablet. Normalmente ejecutan un software capaz de comunicarse con la red de bitcoin a modo de cliente, para enviar órdenes o recibir transacciones en los monederos del usuario.

Los nodos terminales se conectan a uno o más nodos mineros para lanzar órdenes de pago o para la recepción de bitcoins.

Nodos mineros

Se les llama mineros porque en ellos nacen los bitcoins. Los bitcoin se crean esporádicamente a un ritmo prefijado y se regalan a los nodos mineros  como recompensa del trabajo que realizan para la red de bitcoin, en un proceso denominado minería (minning). Esta tarea se basa en recibir órdenes de transacciones, validarlas y entregar el resultado al monedero o los monederos receptores de la transacción.

El trabajo de validar las transacciones es un trabajo muy costoso computacionalmente, ya que requiere muchos cálculos. Cuanto más pesado y complejo sea el cómputo, más confiable es la transacción y menor el riesgo de fraude. Por tanto más garantías de que la transacción sea válida.

La red bitcoin

Cuando diseñaron la red de bitcoin se introdujeron unas serie de limitaciones que afecta a cómo se usa hoy en día. La primera de ellas es que por diseño no puede haber más de 21 millones de bitcoins. Esta fuerte restricción ha participado activamente en que el precio de esta moneda criptográfica haya subido tanto de precio.

Por diseño de la red de bitcoin no puede haber más de 21 millones de monedas.

La segunda restricción es referente a su tasa de natalidad. La función de probabilidad de encontrar un bitcoin nuevo decrece con el tiempo ya que su número es finito. Por tanto, cuanto más tiempo pase estando la red activa, más difícil será que un minero sea beneficiado de un nuevo bitcoin.

No todas las redes tienen las mismas limitaciones, como por ejemplo Ethereum a pesar de no tener máximo de monedas emitibles, se estima que como máximo se encontrarán unos 100 millones de estas en un futuro razonable. Aun así se considera a Ethereum una moneda inflacionaria, mientras que a bitcoin se considera una moneda deflacionaria.

Entre ambas hay otras diferencias, pero a grandes rasgos bitcoin se creó para ser una alternativa válida para las divisas ordinarias como el euro o dollar, sin embargo Ethereum se diseñó para realizar contratos inteligentes o condicionados.

¿Cómo se realizan las transacciones?

Para entender cómo se realizan las transacciones tenemos que entender cómo funciona la técnica de pares de claves. Esta técnica consiste en generar dos claves bastante grandes (512, 1024, 2048,.. bits) que entre ellas se complementan. Es decir, si encriptamos un mensaje con una de las claves con la otra se podrá desencriptar, sea cual sea que hayamos utilizado de las dos.

Es sistema de pares de claves es el mecanismo de seguridad utilizado en comunicaciones entre ordenadores y páginas web https.

Sistema de pares de claves

Un proceso automático genera por nosotros esas claves de manera similar a la que se buscan números primos, añadiendo un cierto componente aleatorio para no generar claves similares. Al encontrar un par con longitud suficiente se generan dos archivos, cada uno para una clave y se les pasa a denominar clave privada y clave pública. Dada una clave en principio no es posible encontrar la clave hermana por el coste computacional que tiene. Cada par de claves se guarda en un monedero para posteriormente operar en la red de bitcoin.

Si perdemos la clave privada no podremos operar con el monedero

La clave pública, como su nombre indica, se conoce públicamente por los miembros de la red de bitcoin y permite validar que un bitcoin ha pertenecido en un momento determinado a un monedero. Por otro lado, la clave privada es la que otorga la posibilidad de realizar operaciones sobre las monedas de un monedero. Se puede decir desde cierta distancia que una clave sería para poder leer y la otra para poder escribir en el monedero.

Como la clave pública es conocida por los miembros de la red, su pérdida no es muy significativa, sin embargo si perdemos la clave privada no podremos operar con el monedero y por tanto habremos perdido la posibilidad de reconvertir los bitcoins en moneda física.

Pasos para completar una transacción

La cadena de bloques es el libro de contabilidad de la red de bitcoin conocido por todos los nodos mineros. En ella se tiene el saldo de cada monedero y por tanto se tiene el control de todas las monedas de la red.

Nótese que las transacciones no se pueden deshacer, ya que se van anotando unas detrás de otras de tal forma que no puedan manipularse con posterioridad. Se evita la manipulación firmando cada página de transacciones usando una función de firma o hash.

Una función hash es un algoritmo que da como resultado un resumen que abrevia una determinada información, en donde -casi- cualquier modificación de la información original produciría un resultado o firma diferente.

Cuando se realiza una transacción se debe anotar una entrada en la cadena de bloques. Para realizar una transacción debemos tener el bitcoin en nuestro monedero y no debemos haber enviado una orden a ningún monedero más.

Por tanto el primer paso consiste en coger un bitcoin de la cartera y  firmarlo con la clave privada más la clave pública de la cartera destino y enviar la orden a la red de bitcoin. Los mineros recibirán esa orden, y otras más, y se pondrán a competir entre ellos para ver quien genera el hash mínimo que permita sellar la página de transacciones evitando modificaciones. El primero que lo consiga será premiado con bitcoins por su labor de minería. Una vez alcanzado ese hash y se anota la transacción en la cadena de bloques y a partir de ese momento se considera la transacción válida e irrefutable.

El proceso de validación de una transacción puede durar hasta 10 minutos, siendo uno de los inconvenientes de la red de bitcoin.

El monedero destino será el propietario del o de los bitcoins enviados cuando la transacción quede anotada en la cadena de bloques.

¿Qué ventajas tiene sobre una moneda física?

La red de bitcoin es una red distribuida. No hay un organismo gubernamental que dictamine los precios o el ritmo de emisión de monedas. Es la propia comunidad de usuarios y desarrolladores quien interviene en su evolución.

La mayoría de las veces la comunidad suele estar de acuerdo en las decisiones de en qué dirección avanzar. Pero como ya ha pasado en algún caso, cuando los colectivos no se ponen de acuerdo se toman direcciones diferentes originando una moneda criptográfica alternativa, como pasó con Bitcoin Cash en agosto del 2017. Esta última comparte el libro de contabilidad de la cadena de bloques hasta un determinado punto y a partir de ahí se siguen dos secuencias de bloques totalmente diferentes entre ambas redes.

El principal potencial que tienen las criptomonedas es la distribución del control por parte de los usuarios y no de las administraciones

En definitiva bitcoin es un software con unas reglas y condiciones. Si se desea cambiar el comportamiento o crear una moneda propia, basta copiar el código fuente, realizar algunos cambios y publicarlo en Internet. De esta manera podemos ver que el número de criptomonedas es muy amplio y probablemente nacerán y morirán muchas iniciativas similares hasta que veamos un panorama con algunas de ellas consolidadas.

En definitiva es un sistema colaborativo, sin sistema central, abierto en Internet y goza de una serie de beneficios respecto a una divisa FIAT.

Dinero fiat, del latín “fiat”, que significa “hágase” o “que así sea”. Tiene ese nombre porque existe por decreto, por orden de la autoridad que gobierna. No se puede cambiar por oro o plata. No tiene un respaldo. El dinero fiat es el único que existe en el mundo desde que en 1971 Estados Unidos rompió el patrón oro.

Beneficios de las criptomonedas

  • Es una red bastante segura. Es muy complejo hacer fraude en una criptomoneda, ya que la seguridad está dentro de su diseño. Requeriría tener ordenadores con potencia de cálculo impensables hoy día y una sofisticación tremenda para poder reescribir la cadena de bloques de forma consistente.
  • La transferencia de bienes se realiza directamente entre los monederos finales eliminando las comisiones entre envíos, incluso aunque la transferencia se haga entre países diferentes. Normalmente las comisiones las encontraremos al convertir una criptomoneda de o hacia dinero fiat.
  • La transferencia de dinero siempre es vía push, es decir el propietario ordena el envío al destinatario y no al revés.
  • La actividad de la red es pública, por lo que goza de mucha transparencia, aunque en principio no se sabe de quién es cada monedero.
  • Es un sistema distribuido y por tanto disponible, mientras haya varios nodos funcionando la red mantendrá su servicio. Estos nodos pueden estar en países diferentes por la dispersión geográfica que ofrece internet.

Podemos intuir que las dos siguientes premisas -1- ser una moneda no controlada por ningún gobierno y  -2- que sea una moneda deflacionaria  han contribuido notablemente a que la expectativa o confianza puesta por los consumidores hayan elevado su precio hasta casi los veinte mil dólares.

¿Qué comisiones tienen?

Como se ha dicho en el punto anterior, el envío de dinero entre monederos no tiene comisión alguna y el envío de este se puede hacer en principio de forma anónima.

Sin embargo en la realidad sí deberemos soportar una comisión y  muy probablemente identificarnos. Esto será así en el momento en que queramos cambiar nuestra criptomoneda por dinero fiat. La legislación de muchos países obligan a identificar a las personas propietarias de criptomonedas en el momento de comprar o vender éstas en dólares, euros o cualquier otra moneda física.

Esta compra o venta de criptomonedas se realiza en casas de intercambio reguladas por la legislación local en donde tenga su sede. Normalmente son empresas constituidas legalmente que ofrecen este servicio a través de internet pero afincadas en una dirección física.

Antes de realizar una compra asegúrese bien de las condiciones del cambio y el precio del bitcoin en ese momento.

Desde la página oficial del proyecto de bitcoin podemos acceder a muchas de las casas de intercambio existentes: https://bitcoin.org/en/exchanges

¿Qué garantías ofrecen al usuario?

Las criptomonedas son una iniciativa popular, de gente experta en criptografía que imaginaron un sistema de intercambio de bienes justo y transparente. Como todas las iniciativas populares carecen de regulación en sus inicios. Además al ser un proyecto global, cruza las fronteras de todos los países. Un proyecto de tal calibre requiere que los gobiernos se pongan de acuerdo en cómo controlar la actividad o el fraude.

Hay que tener en cuenta que el fraude en la propia red de bitcoin podemos descartarlo. La red es muy segura en las transferencias de monedas entre monederos, mientras que las bases tecnológicas en las que se asienta de pares de claves continúen considerándose seguras. Incluso así, la cadena de bloques muestra el histórico de una manera blindada a los cambios. Tanto es así que provocar una transferencia fraudulenta es algo impensable incluso para hackers expertos en criptografía.

Probablemente los fraudes que puedan ocurrir estarán ubicados en el exterior de la red cuando se intenta hacer uso de ella.  Los posibles fallos de seguridad o estafas que pueda haber con la red de bitcoin o similares probablemente no estarán en la transferencia en sí, si no más bien en engañar al usuario intentando cambiar el identificador o dirección de la cartera destino, durante el intercambio de divisas fiat por criptomonedas, en la custodia de sus monederos online, etc…

Las casas de intercambio o casas de custodia son los puntos vulnerables para los clientes. Es ahí donde se concentran las estafas o fraudes en las criptomonedas.

Y es aquí, en el borde exterior de la red, en donde los problemas de seguridad o estafa se concentran: en las casas de intercambio o las casas de custodia. Este es el eslabón más débil de la cadena. Normalmente son empresas ubicadas en lugares países carentes de control en cuanto a normativa de operación y protección del consumidor. Uno se puede imaginar lo complicado que puede llegar a ser la reclamación a un país extranjero en cuanto hay dinero por en medio.

En definitiva, asegúrese de que la casa de intercambio o de custodia que elija tenga ciertas garantías o un nivel de confianza suficiente como para entregarle su dinero.

Conclusiones

En definitiva podemos aceptar que los sistemas criptográficos son bastante seguros en su misión de transferir activos entre propietarios. Ya que son seguros por diseño. Mediante su evolución, cada vez tienden a superar los problemas técnicos que puedan tener, como tiempo de confirmación de transacciones o número de monedas y frecuencias de emisión.

En cualquier caso, las criptomonedas en su mayoría son de código abierto. Libremente se pueden descargar ojear sus tripas y proponer modificaciones y correcciones. Esto lo convierte en sistemas muy estudiados y cuidados. En el caso de encontrar algún problema la comunidad actúa rápidamente en su corrección y revisión.

Por lo tanto, a la hora de decidir usar una moneda criptográfica conviene evaluar lo confiable que es esa red revisando los posibles incidentes que haya tenido recientemente. El número de usuarios y transacciones que la red ejecute, es uno de los mejores síntomas que dispone para saber si una red es sana.

Por último tenga presente la casa de intercambio en donde convertirá sus euros o dólares en criptomonedas, revise el precio de cotización en el momento de hacer la compra y valide la comisión que querrán que asuma.

El futuro en la cadena de bloques

La técnica de cadena de bloques, en donde hay una contabilidad única y distribuida entre los nodos, se considera un gran invento derivado de las criptomonedas. Tanto es así que se considera tanto o más importante que la invención de la criptomoneda en sí misma. Muchos autores aseguran que se instalará en muchos ámbitos cotidianos.

Hay proyectos que tratan de usar la cadena de bloques en las empresas de manera cotidiana e incluso, según Forbes, como sistema de votación para la elección de gobiernos gracias a su característica de no modificabilidad y trasparencia.

Para terminar os dejamos un vídeo del grupo Ted Talks acerca de la cadena de bloques y sus potenciales uso que probablemente veamos en los próximos años.

Esperamos que os haya gustado el artículo y cualquier comentario de este será bienvenido.

Autor: Ramón Arnau

Director de Arteco Consulting sl. Ingeniero Informático. Máster en Administración y Dirección de Empresas. Máster en Tecnologías de la Información. Auditor ISO 27001. ITIL.

Un comentario en “El eslabón más débil de las criptomonedas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *